Buenos días Corazón


Si el sol tuviera que competir con tu el brillo de tu mirada, nunca saldría lleno de vergüenza, si el viento tuviera que competir con el vaivén de tus cabellos nunca soplaría, si los pájaros tuvieran que competir contra tu voz y sonrisa nunca cantarían.

Si hoy el día se torna obscuro, no tienes nada más que sonreír para iluminar la vida de quienes te rodean, y si llueve y eres alcanzada por unas gotas, no te preocupes, que en tu piel se volverían rocío como en una rosa.

Si esta mañana escuchaste una dulce melodía... Era el sonido de tus cabellos danzando con la brisa del amanecer. Y si te despertaste con un destello de luz... Era el brillo de tus ojos compitiendo con el sol, Y si más tarde ves un arco iris en el cielo... Será un reflejo de tus manos tratando de tocar el piano con las nubes.

No tienes más que mirar al cielo con un dulce pestañeo, para que se aparten las nubes y el sol pueda reflejarse en tus bellos ojos, haciendo que el tiempo se detenga y que todo al alcance de tu mirada sea más bonito y más hermoso y que las personas que te rodean sean más felices.

Sonríe esta mañana, para que el día lo haga junto a ti, Susurra al viento tu nombre, para que pase pintando todas las rosas, con el rojo de tus labios. Y camina al frente, siempre firme, siempre altiva, siempre mujer, siempre artista, para que tu paso sea inspirador de un gran día para todos.

Cuando salió el sol en esta madrugada, fue como ver tus bellos ojos abrirse lentamente en tu despertar en las mañanas. Cuando empecé a sentir su calor y su luz, imaginé un abrazo tuyo de esos que llegan hasta el alma; y al llegar el ocaso pensaré perderme en la profundidad de tus cabellos y el recorrido de tus manos y nunca encontrar la salida. Cuando camines hoy entre la gente, hazlo firme pero despacio, para que también sientas los cambios, la inspiración y todo lo bueno que produces en quienes te queremos y apreciamos.

Que diferente este amanecer, a todos los demás... Todo está lleno de ti... Parece que el aire llevara tu aroma, y en cada paso que doy estas presente, solo quiero pensar que todo esto es real y que nunca estarás ausente... Que la fuerza y la alegría de tu abrazo en mi recuerdo abrigue y llene de cosas maravillosas tu corazón; que el sol de esta mañana y la luz de tus ojos iluminen tu camino y que todo lo que cruce al vaivén de tus manos y sonrisa, se convierta en alegría.