Cien Razones.

 

Busqué cien razones para no quererte,

Y no encontré ninguna para odiarte,

Encontré mil para amarte,

Y otras tantas para adorarte.

 

Busqué razones en el viento,

Razones en el agua,

Razones en tu pelo,

Razones en mi almohada.

 

Razón de ser y existir,

Es la luz de tu mirada,

Razón de respirar y vivir,

Son tus besos dulces en mi cama.

 

Razones para luchar,

Son el defender tu cariño a muerte,

Traerte los cielos y el sol,

Y cobijarte en mis brazos para siempre.

 

Al final de todo,

Cuando termina el arco iris,

Y empieza la tormenta,

La cordura se pierde, y la razón se encuentra.

 

Pues así es mi amor por ti,

Sin razón y sin motivo,

Sin comienzo y sin final,

Simplemente existe para siempre.

 

Busco razones para no quererte,

De esta forma tan apasionada,

Y solamente encuentro cien razones más,

Para nunca borrarte de mi mente.

 

Cien Razones, Mil Razones,

Todas ellas llegan a un final,

Donde la razón de mi vida,

Es el amor que siento por ti.

Jorge Ortiz Zurita (c) La Casa del Poeta 2005